Lo que había tras los velos


“Lo que había tras los velos es la historia de un viaje interior. Un viaje de descubrimiento. Un viaje en el que, paso a paso, se van retirando los velos que dificultan el conocimiento del mundo que, finalmente, resulta no ser otra cosa que el conocimiento de uno mismo. Oscuridad, puertas, laberintos, sueños, sabios, visiones, luces y sombras. Momentos tan íntimos como colectivos. Etapas de un itinerario tan personal como universal.”


18 comentarios:

  1. Acabo de leer el libro de Elena Almirall Arnal y quiero decirlo a todo el mundo porque me encanto. " Lo que había tras los velos". Vida real, sencillez y profundidad todo junto en 83 paginas.

    Ale Dalla Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Muchísimas gracias, Ale!!! Me hace mucha ilusión que te haya gustado. Un abrazo grande.

      Eliminar
  2. CRÓNICA DE LA PRESENTACIÓN DE UN LIBRO INTERESANTE.

    El Viernes pasado fui a la presentación del libro “Lo que había tras los velos” de la autora Elena Almirall Arnal en la librería La Central en el Raval.

    La presentación fue llevada a cabo por La periodista Montse Batlle Motas y el poeta Jesús Aguado.

    La autora nos relata su tortuoso camino del autoconocimiento. Como ella escribe en detalle y de una manera descriptiva su relato resulta ameno. Es un libro de dimensiones pequeñas 14 x 10 cm y de 83 páginas divididas en 11 capítulos que se lee en 1 hora escasa. Especialmente interesante el capítulo sobre la “Sombra” Jungiana. Os aviso que su lectura requiere de una re-lectura, pues aunque su tamaño sea pequeño sus mensajes son de enorme calado. El libro podía haber ido muchísimo más allá, pero para ese menester no se hubiera escrito este libro que en si es mágico tal como está. Intenté convencerla indirectamente con mis preguntas que diese el siguiente paso al relato del camino en su trascendencia. Es decir, que nos cuente su significado. Sé que está en ello pues según sus palabras mis preguntas la persiguen aunque jocosamente me amenazó en público en no volver a invitarme a una de sus presentaciones (los cientificos por defecto siempre hacemos preguntas). Espero con anhelo su próximo libro. Aquí os dejo con la cita con que se inicia este libro del Jesuita Anthony de Mello que lideró la explosión de la espiritualidad oriental al mundo occidental. Algunos de sus escritos fueron proscritos por el Papa Benedicto XVI.

    El discilpulo quería un sabio consejo.
    “Ve, siéntate en tu celda, y tu celda te enseñará la sabiduría” le dijo el Maestro.
    “Pero si yo no tengo celda …. Si yo no soy monje …” contesto el discipilo
    “Naturalmente que tienes una celda. Mira dentro de ti” le dijo el Maestro.

    Carlos Cardona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Carlos. Una y otra vez… <3

      Eliminar
    2. Dear Charlie......por fin estamos de acuerdo en algo.......un abrazo inmenso.......laberinto mio.......La trayectoria de Elena es misteriosa.......insisto estrepitosamente en que su proxima obra sea escrita aqui,al sur de India.......al sur del alma....besos,om nam bhagavate.Sara Sas.

      Eliminar
  3. Elena, acabo de leer tu libro; me ha gustado mucho y me lleva a reflexionar sobre mis sombras, que son muchas. Espero llegar a ver la luz algún día!! Enhorabuena por escribir con tanta sabiduría;es un gran placer haberte recuperado como amiga después de tantos años. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mutuo, Eva. Muchísimas gracias, me alegra que te haya gustado el libro y que, además, te haya sido útil!!!! ;-) Un beso grande.

      Eliminar
  4. Hola, Elena:
    Solo dos palabras para decirte que me ha encantado tu librito (como tú lo
    llamas). Sobre todo, la forma precisa y concisa en que trasmites tus
    experiencias y emociones; realmente logras que al leerlas nos
    identifiquemos un poco y sobre todo, reaccionemos de alguna manera. ¡Te
    animo a seguir escribiendo!
    Un fuerte abrazo,
    Alicia Franco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Alicia. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  5. Elena,

    Pocas palabras y sencillas, con ellas logras transmitir muchas emociones
    en esa búsqueda interior. La Tierra pende en el espacio sin parar de
    moverse. Y aún así ofrece la impresión de equilibrio. Claro que está el
    sistema solar. Nos afecta lo exterior hasta tal punto que no nos damos
    cuenta de ello.

    Ese pequeño dios benévolo... Es el amor a la vida, por encima de todo, ¿no
    crees? Y el amor, según Platón, no es más que el deseo del bien; acercarse
    al bien sería estar más cerca del equilibrio, de la felicidad, por qué no.
    Y como nada se detiene, y todo cambia, a veces cuesta mantenerse. Algo
    inherente al movimiento de la vida.

    Me ha gustado mucho tu reflexión en Lo que había tras los velos. Cada
    capítulo da para largas conversaciones, entre la filosofía y la
    experiencia vital. Te deseo mucho bien. ¡Felicidades!

    Silvia López

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Silvia! El pequeño dios bien podría ser el amor a la vida, sí, una fuerza que nos empuja mucho más allá de nosotros. Pero, como tú dices, todos estos temas dan bastante de sí, para charlar largo y tendido. Quizás tendríamos que organizar algún que otro encuentro ;-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. El libro de Elena Almirall ocupa un minúsculo espacio en mi biblioteca y un enorme espacio en mi corazón.
    Amable lectora o lector; te aconsejo que lo leas despacio disfrutando de cada palabra, cada frase, cada idea, No te precipites y cierra los ojos de vez en cuando para comulgar lo leido.
    Aun te propongo que te imagines que tú eres "el extranjero". Experimentarás una dulce e intensa emoción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Miguel. Tú también ocupas un gran espacio en mi corazón. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  7. Hoy he decidido llevar el libro de Elena; "Lo que había tras los velos" en el bolsillo interior izquierdo de mi chaqueta, para tenerlo cerca del corazón.
    Miguel

    ResponderEliminar
  8. Querida Elena, me ha encantado tu libro, es un verdadero viaje hacia el interior del alma.
    Qué la vida te bendiga siempre!
    Me he alegrado mucho haber estado contigo para celebrar más un éxito tuyo.
    ! Enhorabuena!
    Besos,
    Dayse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, querida Dayse. Por tu comentario, por tu alegría siempre y por acompañarme en este y en otros momentos. Un abrazo enorme.

      Eliminar

Tu comentario es una buena noticia...